Ingredientes:

sal de mar
1 libra de pasta
aceite de oliva virgen extra
hojas de salvia
1 cebolla picada
2 dientes de ajo, picados
1 15 oz. de puré de calabaza
1/4 cucharada de vino blanco seco
pimienta negra recién molida
2 cucharadas de mantequilla sin sal, cortada en rodajas y refrigerada
queso parmesano recién rallado
1 cucharada de crema agria

Preparación:
Poner a hervir agua en una olla, 3/4 partes, y agregar sal generosamente. Cocine la pasta según las instrucciones del paquete al dente. Reserve 1/2 taza de agua de la pasta.

Mientras tanto, en una sartén pequeña a fuego medio-alto agregar 4 cucharadas de aceite de oliva; cuando el aceite esté caliente pero no humeante añada las hojas de salvia seca y freír 4 a 5 segundos hasta que estén crujientes. Con ayuda de una espumadera, luego colocar en una toalla de papel. Espolvorear con sal marina y reservar.

En una sartén grande a fuego medio, saltear las cebollas y el ajo, aproximadamente 1 minuto. Agregue la calabaza y el vino blanco y se sazona con 1 cucharadita de sal y 1/2 cucharadita de pimienta negra; cocine a fuego lento durante 5 minutos. Incorpore el queso y la mantequilla hasta que se derrita y quede cremosa. Añada la crema agria y la pasta hasta que esté bien cubierto.

Decorar con hojas de salvia fritas y servir.