Ingredientes:

225 gr de queso halloumi (puede usar otro tipo de queso fácil de encontrar en su región)
4 zanahorias, cortadas en rodajas finas
50 ml de aceite de oliva virgen extra
una pizca de hebras de azafrán
jugo de 1/2 limón
100 gr de almendras peladas enteras
un manojo pequeño de cilantro, picado
2 cucharadas de aceite vegetal
4 rebanadas de pan tostado
1 diente de ajo, reducido a la mitad
12 cebolletas, cortadas
1 achicoria roja, hojas separadas

Preparación:

Si desea reducir la salinidad del halloumi, remoje durante dos horas antes en agua fría.

Corte el halloumi uniformemente en 8 rebanadas a través de ancho del queso. Caliente el horno a 200C/180C. Mezcle las zanahorias junto con el aceite de oliva, azafrán, jugo de limón y un poco de condimento. Coloque sobre una bandeja para hornear y hornee por 20 minutos o hasta que estén tiernas y doradas. Deje enfriar, luego vierta en un procesador de alimentos con las almendras por poco tiempo (relámpago) que queden trozos grandes. Raspe la salsa, coloque en un bol y añada el cilantro picado. Mezcle bien y añada más condimento o jugo de limón si es necesario.

Caliente el aceite en una cacerola grande. Las rebanadas de halloumi deben estar completamente secas. Cuando la sartén esté caliente, colóquelas cuidadosamente y cocine a fuego medio hasta que se doren, luego de la vuelta y cocine hasta que el otro lado esté dorado.

Mientras que el queso se cocina frote el pan tostado por un lado con el ajo. Coloque un pedazo de pan tostado en cada plato y cubra con 2 rebanadas de halloumi. Añada las cebolletas a la sartén y cocine por un par de minutos por cada lado hasta que marchiten y estén un poco doradas. Ponga 3 cebolletas en cada rebanada de pan tostado con halloumi, luego una cucharada generosa de la salsa de azafrán y zanahoria. Sirva con hojas de achicoria.