La quinoa o quinua es conocida como la reina de los cereales, por su riqueza en minerales, vitaminas pero, sobre todo, destaca por la equilibrada composición de sus proteínas, de alto valor biológico.

La quinoa es apropiada para todo el mundo y en especial para: personas intolerantes al gluten (celíacos), vegetarianos (porque contiene todos los aminoácidos esenciales), bebés (presencia de arginina y histidina, así como lecitina), deportistas, mujeres embarazadas (con más necesidad de proteínas, minerales y vitaminas).

Para 4 porciones.
Preparación : 10 min.
Cocción : 15 min.
Tiempo total : 25 min.

Ingredientes

300 gr de quinoa
2 dientes de ajo
1 cebolla morada
2 zanahorias grandes
1 nabo
200 gr de brécol (brócoli)
1 rama de apio
100 gr de judías verdes
caldo de verduras o agua
aceite de oliva
pimienta negra molida
sal

Instrucciones

En una sartén o cazuela, sofríe en una cucharada de aceite el ajo y la cebolla picados finos, un par de minutos. Agrega la zanahoria, la judía, el nabo y el apio, todo pelado y cortado en trozos pequeños. Añade medio vaso de caldo o agua y cuece tapado unos 10 minutos a fuego lento. Añade el brécol y salpimenta al gusto, destapa y cuece otros 10 minutos o hasta que la verdura esté blanda pero al dente.

En otra cazuela, rehoga la quinoa con una cucharada de aceite y cubre con dos veces su volumen de caldo y tapa. Sube el fuego y cuando rompa a hervir baja la llama al mínimo y deja que se cocine hasta que se consuma todo el líquido y esté blanda.

Coloca la quinoa como lecho en los platos y sirve las verduras encima. Sirve caliente.