Ingredientes:

150 ml Leche de coco
Sal
3 Zanahorias a trozos de 2 cm
300 gr de Calabacín a trozos de 3 cm.
Jengibre en trozos grandes
1 Cebolla

Preparación:

En un cazo a fuego vivo, poner la zanahoria, el calabacín, el jengibre y la cebolla a hervir. Tapar dejándolo un poquito abierto.
Cuando la zanahoria ya está tierna, unos 14 minutos, escurrir y guardar el agua. Quitar el jengibre.
Poner todo en una batidora y añadir la leche de coco. Batir.
Si queda demasiado espeso, usar el liquido guardado de las verduras hasta conseguir la textura deseada.
Corregir con un poco de sal al gusto.
Servir.

NOTA: Si se hace con antelación o te sobra para el día siguiente, pruébala en frío también. ¡Está riquísima!